como-iniciar-una-conversacion

Comenzar una conversación puede ser un gran reto

Comenzar una conversación resulta vital y eso requiere de experiencia, de seguridad y de una buena autoestima. Convertirse en un buen conversador es una habilidad que se adquiere.

En mi columna de la semana pasada, hablaba de la importancia de aprovechar los eventos al máximo, ir a escuchar las pláticas en realidad es un objetivo secundario, lo esencial es ir a conocer gente, relacionarte y hacer negocios.

Ahora el reto es ¿cómo iniciar una conversación con alguien totalmente desconocido?, ¿cómo evitar no tener nada que decir cuando estamos con una persona?.

Tenemos que luchar contra el miedo de entrar a un salón lleno de extraños. Comúnmente al ver el lugar lleno de gente desconocida pensamos que son un obstáculo. Lo primero que tenemos que hacer es cambiar nuestro enforque y percibir esta situación como la oportunidad que estábamos esperando, la de conocer a la gente, de hacer nuevos amigos y lograr ver el lugar como un mar de oportunidades de negocios.

Comenzar una conversación resulta vital y eso requiere de experiencia, de seguridad y de una buena autoestima. Convertirse en un buen conversador es una habilidad que se adquiere.

El Profesor Thomas Harrell, en un estudio que realizó en la Universidad de Stanford, identificó los rasgos de los exalumnos más exitosos. Sus calificaciones no habían tenido ningún efecto en su nivel de éxito; el único rasgo común entre éstos exalumnos era la fluidez verbal. Los emprendedores que lograron formar sus propias empresas y aquellos empleados que lograban escalar puestos en corporativos con una rapidez impresionante, eran aquellos que eran capaces de hablar con seguridad con cualquier persona en cualquier situación. Esas personas sabían hablar delante de un público, en una cena o en un taxi con la misma facilidad. El estudio confirmó que cuanto mejor utilizas el lenguaje, más rápido avanzas en la vida.

De acuerdo con los autores Tahl Raz y Keith Ferrazi, expertos en Networking, el objetivo de una conversación en un evento es simple: “empezar una conversación, mantenerla, crear un lazo con la otra persona, y marcharse dejando a la otra persona pensando: me cae bien.”

Pero la pregunta sigue siendo la misma: ¿Cómo iniciar una conversación?, Tahl y Keith denominan su estrategia como “Pláticas Triviales” y la clave está en no hablar de trivialidades.

Les comparto una síntesis de acciones y recomendaciones:

  • Lo mejor es decir algunas palabras con el corazón; iniciar una conversación resulta mucho menos intimidante al mostrar nuestro lado humano y genera una oportunidad de relacionarnos de manera más profunda. La espiritualidad, el romance y la política, por ejemplo, son temas que hacen que la vida merezca vivirse.
  • Aprende a escuchar: Uno debe de intentar comprender primero, y luego hacerce
    Frecuentemente estamos tan concentrados en lo que vamos a decir, que no escuchamos lo que se nos dice. El principio de la naturaleza humana es el deseo de ser apreciados.
  • Toma la iniciativa y sé el primero en saludar: esto demuestra confianza en uno mismo y sugiere interés en la otra persona. Cuando la conversación haya comenzado no interrumpas y sé empático. Haz preguntas y demuestra con sinceridad que consideras que la opinión de las otras personas vale la pena.
  • Concéntrate en sus triunfos; ríete de sus chistes. Siempre recuerda el nombre de la otra persona. Unos segundos más tarde repite el nombre para asegurarte de que lo haz registrado bien y luego periódicamente a lo largo de la conversación.
  • Ser claro y abierto con la gente inspira respeto. Los temas que más nos importan son aquellos de los que todos queremos hablar; por supuesto eso no quiere decir que haya que buscar el enfrentamiento o faltarle el respeto a nadie. Se trata simplemente de ser honesto, abierto y suficientemente vulnerable para que los demás se sientan bienvenidos en nuestras vidas y puedan mostrar también su vulnerabilidad.
  • Aprende el poder de la comunicación no verbal. Tienes 10 segundos antes de que la persona frente a ti decida “inconscientemente” si le agradas o no. Debemos de tomar la iniciativa de crear la impresión que queremos dar.
  • Sé sincero. Haz que el tiempo valga la pena. La manera más segura de que otros te consideren especial es hacer que ellos se sientan especiales.
  • Desarrolla actualidad conversacional. Cuando conozcas a alguien debes de estar preparado para hablar. Mantente informado de lo que ocurre en el mundo.
  • No hay que monopolizar la conversación ni contar historias demasiado largas. Comparte tu pasión, pero no evangelices la plática.
    Para poder establecer una conexión duradera, es importante acabar una Plática Trivial con una invitación a continuar la relación y establecer un acuerdo verbal para un nuevo encuentro.

Dale Carnegie en 1936 fue la 1ª persona en resaltar la importancia de la “Plática Trivial” como una habilidad para los negocios. El principio básico para él era la Autoconfianza. Carnegie resumía el éxito de la “Plática Trivial” en 5 elementos sencillos:

  1. Interésate sinceramente por los demás
  2. Escucha
  3. Que la otra persona hable más que tú
  4. Sonríe
  5. Habla de los intereses de la otra persona
  6. Da reconocimiento sincero

No perdamos de vista que la materia prima de un evento es la gente, y es con ellos con los que hacemos negocios a través de un ¡Relacionamiento efectivo!

 

Por Michel Wohlmuth
Director general y socio fundador de Creatividad

 

Tomado de: https://www.merca20.com/comenzar-una-conversacion-puede-ser-un-gran-reto/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 15 mayo, 2017