oportunidades-de-negocio-4_ampliacion

7 Invaluables Oportunidades de los Eventos Corporativos

Como marketeros, existen muchas estrategias, tácticas y herramientas que nos pueden ayudar a lograr nuestros objetivos de negocio. Una de éstas, definitivamente es la organización de eventos corporativos. ¿Pero cuáles son realmente las ventajas de hacer eventos?

Desde mi punto de vista, los eventos representan grandes ventajas y pueden y deben ser una parte importante de la estrategia de marketing ya que nos ofrecen invaluables oportunidades como:

 

  1. Hablar cara a cara: Son pocas las ocasiones que tenemos como marketeros para poder platicar en persona acerca de nuestros productos o servicios con la gente que está destinada a consumirlos, utilizarlos o comercializarlos. En un evento corporativo tenemos la gran oportunidad de acercarnos a ellos y escuchar su opinión de primera mano, ver cuáles son nuestras ventajas, nuestro valor percibido y, sobre todo, cuáles son las áreas de mejora de nuestro producto o servicio. Esta oportunidad de obtener retroalimentación en forma presencial, difícilmente la tendremos en otras estrategias. Yo probablemente compararía la calidad de información obtenida de los clientes en un evento con una investigación cualitativa; inclusive me atrevería a decir que en un evento podremos obtener una respuesta más natural de la opinión de un cliente potencial.
  2. Enganchar al cliente: El tiempo también juega en un papel crucial. En un evento podemos ser bastante más explícitos en nuestra comunicación y mensajes que, por ejemplo, en una campaña de ATL o digital. Además, tendremos prácticamente toda su atención para lograr comunicar nuestra oferta de valor.
  3. Demostrar en vivo: En un evento tendremos la oportunidad de que nuestro cliente potencial “viva” el producto o servicio como lo viviría en la vida real, o por lo menos, lo más aproximado posible. Mientras más sentidos (humanos) se involucren en la presentación de un producto o servicio, más probabilidad tendremos de impactar al cliente potencial
  4. Sembrar espectacularidad: El grado de espectacularidad con el que presentemos nuestro producto o servicio será directamente proporcional al impacto que se llevará nuestro cliente potencial. Si tenemos la oportunidad de tener ahí (físicamente) al cliente, impresionémoslo.
  5. Entregar información de valor: Si logramos espectacularidad, tendremos un gran impacto; pero no desaprovechemos la oportunidad de cerrar el círculo entregándole al cliente información que realmente sea de valor y que le sirva en un futuro para tomar decisiones (a nuestro favor) cuando se dé la posibilidad de compra (venta)
  6. Ser creativo: Un evento puede ser muy impactante e influenciar positivamente en un cliente, pero también puede ser contraproducente, ya que, si el evento carece de creatividad, se relacionará dicha apatía con nuestra marca (producto o servicio). Siempre he dicho que, si se va a hacer un evento, se debe hacerlo MUY bien y no sólo me refiero al tema económico sino al grado de innovación y al tiempo se invierta en éste. Seamos creativos y entreguemos eventos innovadores.
  7. Divertirse: Aunque casi nunca se menciona y se da por descontado, un evento debe ser divertido; pero eso es empezando por los organizadores. Si éstos no se divierten y disfrutan organizando el evento, esto inevitablemente se reflejará en el evento en sí. Es por ello que es recomendable apoyarse en personas que no sólo sean expertos en el tema, sino que sean personas que realmente lo disfruten. Afortunadamente en Creatividad es nuestro caso.

Por Giancarlo Milanesi 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Categorías:
Tags:
Fecha:
  • 16 mayo, 2017